Viajar al pasado no es tan difícil como se cree, basta con visitar esos lugares que formaron parte de la historia y que aún mantienen los recuerdos del pasado para regresar en el tiempo. Por este motivo te recomendamos visitar Palacios antiguos en Santiago, uno de estos es el Palacio Astoreca.

Un lugar que guarda muy bien las huellas de una época pasada de la ciudad de Santiago de Chile, el Palacio Astoreca es una estructura con detalles alucinantes, acabados de lujo y una magnífica arquitectura.

Datos Sobre el Palacio Astoreca

  • Donde queda: Dieciocho #121, Santiago
  • Horarios: Solo se puede visitar por fuera
  • Valor: $0 CLP
  • Estilo: Neoclásico Francés
  • Año de Construcción: 1910

Como Llegar al Palacio Astoreca en Santiago

La Forma mas sencilla de visitar este Palacio es llegar al centro de Santiago y bajar en Estación de Metro los Héroes, desde allí caminar unos 10 minutos y llegas sin problema.

Aquí te dejare un Mapa para que puedas ver la dirección exacta, como llegar y una ruta optima dependiendo si vas caminando, en metro o en Vehículo.

Historia del Palacio Astoreca

Matías Astoreca Granja, un hombre de alta sociedad conocido por sus minas de salitre, decidió pedirle al arquitecto Alberto Cruz- Montt que diseñara esta gran estructura que comenzó a construirse en 1910. Tardó al menos 14 años en ser construida, debido a todos los detalles que conllevaba. Su dueño, Matías murió en 1925 sin poder ver la obra terminada.

En esa casa vivió su esposa, quien luego de un tiempo decidió venderla, pues no contaba con los recursos para mantener un lugar de tan grandes dimensiones. Ya que luego de ser una familia muy adinerada, el negocio del salitre comenzó a disminuir y la riqueza de la familia también.

El Palacio Astoreca se ha mantenido durante casi 100 años en muy buenas condiciones, donde aún se aprecian los detalles de épocas pasadas. Se le han realizado muy pocas remodelaciones, por lo que todavía se puede apreciar su belleza.

Actualmente sólo se ven algunas grietas superficiales debido a los diferentes terremotos que han sacudido a la ciudad.

Esta propiedad es desde 1962 propiedad del Colegio de Contadores de Chile, desde 1962 y aunque no se puede entrar de manera regular, puede hacerse haciendo la ruta de los Palacios, visitando otros palacios cercanos como el Palacio Morandé Campino, o ir el día del Patrimonio Cultural.

Lujo y Estilo Neoclásico

El estilo neoclásico francés es el que predomina en este Palacio. Ostenta detalles de mármol en escaleras, chimeneas y pisos, también lámparas de bronce y tapizados de brocado, grandes puertas como era típico en la época, vidríales y espejos.

Este palacio cuenta con un hall de doble altura. Además tiene un zócalo en el que estaba ubicado el servicio, una forma antigua de demostrar autoridad y superioridad de las personas adineradas. En esta área se encontraban las habitaciones de servicios, una bodega y la cocina.

En el primer piso, al que se llega por una gran escalera de mármol, también destaca una chimenea francesa, espejos y una gran claraboya que es la pieza central que se lleva todas las miradas al entrar.

Esta propiedad tenía múltiples habitaciones, como un salón de baile, una sala presidencial, un salón francés para música y arte.

Pero lo que más resalta de este palacio es un detalle fuera de su época. Y es que en vez de tener una entrada con fachada, tiene la particularidad de ser una ciudad jardín, esto quiere decir que posee portones que dan hacia la calle dieciocho, y está rodeada de un patio con un jardín, y posteriormente se encuentra la entrada al palacio.

Cuando la familia Astoreca decide vender la propiedad, la adquiere la familia Braun de Punta, y le añade otra particularidad a este palacio: una gran pajarera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here